Conversación sobre cine de autor con Mia Hansen-Love

Texto StXavier Octavius/Photo Kiril Chakhnazarov

Es la elegida, por la prensa especializada internacional, como la abanderada del actual cine de autor francés. “Un amour de jeneusse”, su tercer película que completa una trilogía,  ha sido otro éxito internacional y se acaba de estrenar en España.

“…Mis guiones vienen realmente de una necesidad vital, una respuesta a mi propia vida y existencia, no podrían estar nunca inspirados por terceros…”

¿Qué se siente ser la abanderada del actual cine de autor francés? No estoy bien posicionada para valorar este juicio sobre mi persona, aunque me siento contenta de que me continúen percibiendo como una joven cineasta (risas). No me quejo, me considero afortunada de estar identificada a la modernidad y a la juventud, mismo si mis películas, nunca han tenido como objetivo primordial, proyectar un aire moderno. Aprovecho para mencionar que existen muchos jóvenes cineastas en este momento, en Francia, que tienen mucho éxito tanto local como internacional y muchos de ellos, son mujeres. De todos modos, aún no existe ningún movimiento que se forme en torno a este grupo, aunque ya se dibujen algunas tendencias. En general, la práctica del director de cine de autor es relativamente solitaria, lo que no quiere decir que uno sea solitario pero, a la hora de trabajar, lo hacemos desde cierta soledad, a veces personal y otras también profesional.

Una definición de cine de autor. En principio, es un tipo de cine en el cual, la escritura juegue un rol esencial. Puede ser que esta definición a mucha gente no le guste pero, yo estoy segura de poder defenderla. La teoría del cine de autor la crearon, a finales de los años 50, los jóvenes cineastas de la Nouvelle Vague. En sus orígenes, se presentaba como vital la idea de vincular el guión, la historia que narra la película, con la dirección, aunque este concepto, ha evolucionado con el tiempo. Hoy en día, para mí, continúa siendo muy importante esta relación, mismo si para mucha gente no es pertinente porque actualmente, son muy pocos los cineastas que escriben sus propias ideas, incluso grandes cineastas, por lo cual, no podríamos hacer descansar la noción de cine de autor únicamente en esta premisa. Por otro lado creo, por ejemplo, que hacer un cine que se presente como independiente de la lógica del cine comercial, que defienda un cierto compromiso y ciertos valores morales y estéticos, son algunos otros elementos que pueden definir también, en la actualidad, a cierto cine de autor.

¿Mia Hansen Love realiza cine de autor? Sí, totalmente. Me gustaría añadir algo y completar así, la definición de autor que se planteó en la pregunta anterior. El cine de autor para mí, es aquel cine hecho por realizadores que justamente, creen en el cine de autor, algo que no es muy usual, hoy en día. Mucha gente juzga esta noción porque la encuentran elitista. Incluso, actualmente, en Francia, existen indiscutibles grandes autores que, no aprecian la noción de cine de autor. Personalmente, este desamor por el concepto de cine de autor me molesta. Veo en ello un cierto narcisismo, cierta falta de coraje en relación a, en dónde se encuentran aquellos que la critican. Veo una especie de consenso general, en el miedo de formar parte de una élite. Siento que existe, en Francia, una especie de rechazo hacia la noción de autor, lo que encuentro peligroso e intento combatir.

En su última película percibí mucho de auto-referencial o autobiográfico. Todos mis films parten, evidentemente, de cierto material auto-referencial pero, para mí, son completamente ficción. La escritura es el momento en el que transformo el material original, del que parto, en otro material, ese pasaje, es el que provoca que se convierta en ficción algo que, originariamente era realidad. Aunque pueda aplicar transformaciones, tanto el origen de la historia, al igual que los sentimientos, siempre, han tenido que ver con algo autobiográfico, no sé escribir de otra manera. Justamente, ese tipo de material autobiográfico, es el que siempre me hace escribir. Después están la personalidad y la interpretación de los actores que se apropian de nuestras historias y también las transforman. Finalmente, siempre existe una diferencia entre lo vivido y lo filmado y ese es el espacio que ocupa la ficción.

¿A lo largo de su vida ha visto mucho cine? No, lamentablemente no. Me tendría que poner al día. He visto mucho cine mientras trabajaba como crítica en Cahiers du Cinéma, pero como ese trabajo no duró demasiado… Tengo un conocimiento muy irregular y me siento completamente acomplejada por eso, sobre todo cuando leo que en la época de la “Nouvelle Vague” (en los ’60), Jean Luc Godard y sus amigos visionaban al menos, tres películas al día.

¿Cuál es el tipo de cine que prefiere? Me siento muy próxima al cine de la Nouvelle Vague y respecto al cine contemporáneo también existen muchas cosas, del mundo entero, que me gustan. Por ejemplo, recientemente vi, “Oslo 31 août” (Joachim Trier, 2011) y me sentí muy   cercana. Muchas veces este tipo de cine me es mucho más familiar que la mayoría del cine francés actual.

¿Si hablamos de inspiración? Existen varias películas que son importantes para mí pero, nunca han sido películas que me hayan inspirado, sería contradictorio afirmar lo contrario. No creo en un cine que inspire a hacer cine. Me sorprende leer, a veces, que algunos realizadores digan que su película viene de otra película. Yo nunca me inspiro viendo cine. Me imagino tal vez, que haya algunas influencias en mis películas, de otras películas pero, seguramente sean inconscientes. Mis películas son en realidad tan mías…, tan íntimas… Por ejemplo, también soy fan de Ingmar Bergman o de Éric Rohmer, me siento muy cerca de ese tipo de sensibilidad pero, no creo que nunca película de ellos me haya inspirado o incitado a escribir. Mis guiones vienen realmente de una necesidad vital, una respuesta a mi propia vida y existencia, no podrían estar nunca inspirados por terceros. Es impensable, mismo inviable, nunca me podría copiar, ni siquiera referenciarme de la sensibilidad de otros directores, aunque me sienta muy próxima a su sensibilidad. Para mí, no es suficiente que un film me emocione como para inspirarme a escribir una historia. En mi caso, mi inspiración viene de más lejos, viene de mi infancia, de mi adolescencia.

Con “Un amour de jeunesse” logró convertir en universal, una mirada muy personal. ¿Cree que en esto se podría basar el éxito de la película? No lo sé, la verdad que nunca pensé que la película viajaría tanto. Hace un año que no paro de viajar para promocionarla, por momentos me siento muy cansada pero no me quejo, al contrario, todo ha sido muy halagador y satisfactorio. Sinceramente no esperaba un éxito tan rotundo y parejo en todo el mundo. De hecho, “Un amour de jeunesse”, a priori, estaba considerada como una pieza muy francesa y sin embargo, ha tenido más éxito y ha sido casi mejor comprendida, en el exterior que en Francia. Lo mismo ocurrió con mi segundo film (“Le père de mes enfants”, 2009), el primero (Tout est pardonné, 2007) nunca salió de Francia. Esto para mí ha o el mundodo muy halagador y satisfactorio.esta sean ha sido como milagroso, algo que, en realidad, no puedo explicar. He tenido mucha suerte, no lo esperaba…

Escuché hablar de Edén, su próximo proyecto, ¿el éxito de “Un amour de jeunesse le ayudará a conseguir dinero para financiarlo fácilmente? Curiosamente no. Por ejemplo, el éxito que tuvo en el extranjero mi segundo film, me ayudó a hacer “Un amour de jeunesse” muy rápido pero, ahora, todo se complica un poco más. El hecho de haber tenido éxito y tener ya, cierto nombre, para muchos organismos o tipos de ayuda, en Francia, no provoca ningún impacto, incluso puede jugar en tu contra porque hay muchas ayudas que están únicamente dirigidas a jóvenes realizadores o exclusivamente a la financiación de óperas primas. Ahora necesito más financiación que nunca porque Edén, mi próximo film, es un proyecto muy ambicioso y caro, hablamos de otros presupuestos… Aún no sé si lo podré hacer. La historia es un drama épico romántico, transcurre en aproximadamente veinte años, son casi cuatro horas de película, dos partes, ambientado en la noche parisina y la escena house francesa de los años 90, de donde salieron figuras como Daft Punk. La historia está inspirada por vivencias compartidas con mi hermano, Sven Love, DJ en esa época. Puede sonar paradójico pero después de cada película, es como comenzar de cero. El cine comercial va por caminos muy diferentes al cine independiente. En mi caso que, además no trabajo con actores reconocidos, el camino para convencer a un inversionista se hace aún más duro, es una lucha.

¿Por qué las cuatro veces que tuvo la posibilidad de contar una historia eligió que duren en el tiempo, puede ser un signo de autor? Es difícil de explicar creo que, en realidad, es mi forma de inspiración. Nuca elijo un tema para escribir, admito que, a veces, siento envidia cuando veo que muchos directores, sí lo pueden hacer. Cada vez que escribo sobre algo es porque se impone a mí y siento que no tengo otra opción, es eso o nada. Es muy difícil escribir, la escritura es algo muy frágil, cuando algo se presenta ante mí, de forma intensa, no puedo permitirme el lujo de rechazarlo.

¿Reconoce alguna tendencia social que se refleje en el cine de autor contemporáneo? Independientemente de mi valoración sobre el film, detecté un elemento recurrente que no me gusta. Existe una especie de “comunitarismo”, una visión del mundo dividida entre hombres y mujeres, por ejemplo, chicas que hacen películas para chicas, gays que hacen películas para gays. Esto reduce completamente la visión sobre el mundo y los seres humanos. Veo al mundo dividido en categorías de gente que no se comprende, que no pueden comunicar y esto repercute, evidentemente, en las relaciones humanas. Existe una tendencia global, hacia valorar y representar a la “comunidad”, así, muchas películas definen a sus personajes, primero en tanto categoría sexual o social antes que como ser humano.

¿Qué piensa acerca del éxito mundial, de los últimos años, del formato serie de televisión ? Me resulta muy complicado involucrarme con las series de televisión, incluso si algunas parecen estar muy bien hechas y ser muy interesantes. Creo que responden a otras necesidades. Par mí, en tanto espectadora o lectora, siempre se me presenta como vital, una necesidad de saber quién me habla y qué me dice, intentar escuchar su voz o descifrar su alma, de lo contrario, me huele a industrial y pierde mucho sentido. Hoy en día, en Francia, existe una fascinación total por el concepto “serie”, me imagino que es porque existen buenas razones para que así sea, seguramente se hagan cosas formidables sobre todo a nivel creativo e incluso a nivel tendencias. Tal vez me equivoque pero, creo que es algo que tiene que ver justamente, con lo que mencionaba antes, este cierto rechazo hacia la noción de autor, que incluso noté que existía dentro de la revista Cahiers du Cinéma que sistematizó la teoría del autor.

¿Hacia dónde cree que va el cine independiente en Francia? Creo que, en general, el cine independiente francés se comporta bien, se hace mucho cine pero, existen dos tendencias que me inquietan bastante. Una es, no valorar al cine como la construcción de una obra y desarrollar historias, únicamente, a partir de temas sociales impactantes para asegurarse así, el éxito de la película. La otra tendencia es, la evolución y devoradora presencia del star system por lo cual, en la actualidad, casi nadie valora que alguien haga películas con actores desconocidos. Hasta en Cannes que, históricamente era un festival donde el cine independiente tenía su lugar, hoy en día, existe toda una lógica de películas únicamente con actores famosos. Las reglas de juego se imponen en esa dirección, creo que esto atenta contra la libertad de expresión y a los directores independientes así, nos lo ponen aún más difícil. Ahora, si no trabajas con vedettes, son muy pocos los inversores que quieren financiar tus proyectos.

About St Xavier Octavius

This fan of reincarnation has evidences to have lived during the XVII Century, in the renaissance Florence, and in the romantic Paris of XIX. Of diverse but complementary educational background, graduated in International Relations and International Trade majored in Journalism, Strategic Communication and Coolhunting. Is a Film Critic, speaks several languages and has lived in Buenos Aires, Rio, NYC & Paris, actually lives in Barcelona where continually travel throughout Europe. This curious, Gemini and argentinian has founded FRONTROW and met in the Coolhunting the passion for Trends Analysis and the synthesis of his experience and background. From 24hcoolhunter talk about communication & the power of trends cult.
This entry was posted in L'air du Temps, Trendsetters and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.